Un ingeniero sevillano inventa ‘Metrorío, un nuevo medio de transporte para unir los pueblos de El Aljarafe con la capital

Un metro que, en lugar de circular por tierra, lo hiciera deslizándose por el agua. Un medio de transporte rápido, sencillo y que acabara con la incomunicación de los pueblos de Sevilla. A Agustín Salas, físico que estudió ingeniería informática, se le pasó por la mente diseñar un sistema de alta frecuencia para transportar pasajeros por el río Guadalquivir.

El vecino de 54 años de Coria del Río —aunque natural de La Puebla del Río— se estrujó los sesos para solventar una realidad con la que se daba de bruces cada mañana. “Nada más que salgo de Coria ya tengo el atasco encima, todo esto es una cola entera de coches. Yo todos los días me preguntaba, oye, por qué no ha inventado nadie algo para que podamos usar el río en vez de estar todo el mundo amontonado en la carretera”, explica Agustín. Tenía el conocimiento, y no le faltaban ganas, así que en 2011 se le ocurrió y, sin pensárselo dos veces, patentó el invento: ‘Metrorío’.

Este ingeniero sevillano pretende “utilizar el río como un sistema de transporte rápido”. Para eso, decidió que el medio no podía ser un barco como tal. Minuciosamente ha contado a lavozdelsur.es cada detalle de Metrorío, una alternativa a los medios convencionales compuesto por estaciones y embarcaciones eléctricas que no afectan al tráfico existente. El único objetivo es transportar personas y facilitarles la vida, que al fin y al cabo es la razón de ser de la ingeniería.

El proyecto presenta estaciones formadas por andenes flotantes con rampas que se adaptan a los cambios de mareas. “Aquí no hay que tocar Sevilla para nada”, dice el coriano que añade que estas plataformas podrían cambiarse de lugar según las necesidades existentes. “Al ser flotante puedo cambiar el recorrido dinámicamente”, dice.

Metrorío no solo es moderno sino también económico. Tan solo necesita menos del 10% de la financiación que requiere un metro subterráneo. Es decir, “unos 200 o 300 millones, por el 10% del precio tenemos la misma eficacia que un metro, que costaría 3.000 millones de euros”, estima el ingeniero. El empleado de Schneider Electric sueña a lo grande. Todo ello para ayudar a resolver “el problema enorme de la movilidad del Aljarafe y la ribera del Guadalquivir en Sevilla”.

Artículo de https://www.lavozdelsur.es [Pinche aquí para ver el artículo completo]

Dejar respuesta

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí