’26ª Media Maraton EDP Ciudad de Sevilla’, por Javier Holgado

El pasado 17 de octubre de 2021 la AIIAOC estuvo presente en el 26ª Media Maraton EDP Ciudad de Sevilla.  Estuvimos representados por nuestro asociado y miembro del club de running de la Asociación, Javier Holgado, quien ha competido en esta competición en varias ocasiones.

La ficha técnica que ofrece la organización indica que es la media maratón más llana de toda Europa, con una altitud máxima de 10 metros. Además de que el circuito presentara unos desniveles escasos y un número muy reducido de giros, lo que lo hacen muy rápido, también acabó ofreciendo una magnífica oportunidad para mejorar marcas. En palabras de Javier: «Esta EDP Media Maratón congregó a 7.200 corredores, todos con el deseo de concluir los 21.097 metros que separan la salida de la llegada ubicadas en el Paseo de las Delicias. Un escenario perfecto».

La experiencia de Javier, podría decirse, asegura su ritmo y su constancia a la hora de enfrentarse a una de sus carreras. Lo curioso de esta media maratón hispalense es que Javier decidió «aceptar el regalo envenenado de una inscripción gratuita para los 21km...» Y, nuestro asociado, acaba cuestionándose el «¿quién me mandaría a mí después de las últimas aventuras alpinas, que me han dejado medio cojo, meterme en estos fregados?

En el aspecto más físico, Javier analiza su carrera sabiendo que su situación no era la más adecuada para llevar hacia delante esta carera. En el plano general, Javier se encontró con una serie de dificultades que pensaba que le iban a perjudicar, aunque fuera algo nimio. «Tuve que aparcar lejos, y encima, salía desde el penúltimo cajón». Las «aventuras alpinas», como él llama a las otras competiciones en las que ha participado este año, le hicieron pasar factura al comienzo de la prueba: «Tuve mucha pesadez en las piernas, malas sensaciones…». «En los primeros 3 kms fui rápido pero acabé muerto. Tuve que invocar a Merlín y a todos los Dioses para que aguantara unos kms más».

Nuestro compañero Holgado, a pesar de todas las problemáticas que acontecieron durante la prueba, logró mantener el ritmo, y lo que es más importante, la cabeza fría. Los avituallamientos propios o de la organización también ayudaban al corredor de nuestra asociación a poder seguir tirando hasta la línea de meta. Además, Javier venía tocado del tobillo, por lo que tenía un puntito de preocupación extra que le impedía correr dándolo todo. Siendo las 10:28 h., «Meta. Exhausto. Mi caballo murió aquí. 1h28min, a 4:08/km. Buen tiempo y buen debut de la temporada de asfalto». De esta forma, Javier acabó en el puesto 75 de la categoría Veterano M 45. En la general quedó el 611.

En el testimonio de nuestro compañero Javier, se destaca la satisfacción por superar una prueba de tan alto nivel de exigencia, acompañada de momentos de incertidumbre, frío o sufrimiento. Asimismo, agradece el apoyo tanto a la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla, como al Colegio y a la Asociación, y añade: «el Colegio, la Asociación y la Escuela de Ingenieros siempre están presentes en mi cabeza. Es un orgullo lucir la camiseta de Ingenieros Running Club».

La insistencia es un arma que solo queda en manos de aquel que puede acceder a ella, y Javier es un ejemplo de ello. Tras terminar, nuestro corredor hizo un balance general de la prueba, en el que destacaba que lo mejor había sido «la hora y media por el centro histórico de la ciudad con un trazado espectacular y emocionantes salidas y llegadas junto al Parque María Luisa, abarrotado de público animando». Pero, aunque siempre hay aspectos positivos, esta vez también tuvo algún que otro momento negativo: «el tobillo, una vez me enfrié, volvió a provocarme la cojera».

Pero no importa de lesiones, ni dolores ni impedimentos cuando se trata de hacer lo que te gusta. Y eso de Javier lo conocemos ya de sobra. Su actitud y dedicación nos hace recordarnos cada día que no se puede lograr algo sin intentarlo, y es por ello que nuestro asociado es capaz de transmitir esa alegría y entusiasmo aún teniendo presentes todos los inconvenientes habidos y por haber.

Desde estas líneas, Javier, y en nombre de la AIIAOC, te agradecemos profundamente que siempre nos tengas en mente. Te deseamos una pronta recuperación y esperamos que, cuando tú mismo te lo permitas, podamos verte de nuevo sobre el terreno haciendo lo que más te gusta, correr.

Dejar respuesta

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí